domingo, 3 de abril de 2011

Tiffany's





-¿Sabes lo que te pasa? No tienes valor. ¡Tienes miedo! Miedo de enfrentarte contigo misma y decir: "está bien, la vida es una realidad. Las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad". Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno, nena... ¡Ya estas en una jaula! Tú misma la has construido, y en ella seguirás vayas a donde vayas. Porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma.

(Breakfast at Tiffany's)

Tras meses y meses de abandono de blog, me apetece actualizarlo simplemente con uno de los últimos diálogos (o más bien monólogo) de Desayuno con diamantes
Unas cuantas frases que parecen inofensivas, que incluso pegan bastante bien con el tono de comedia romántica que embarga la mayor parte de la película, pero que si les dedicas un momento y te paras a pensarlas... asustan. Y mucho.

He de reconocer que la primera vez que las escuché no me mostré demasiado de acuerdo con ellas. ¿Pertenecer a alguien? ¿Están de verdad en el siglo XX? ¿Quedar encerrada en una jaula por buscar la libertad en soledad? WTF?!

Pues sí, va a resultar que George Peppard tenía razón. Por mucho que nos guste alardear de ser personas alternativas que buscan la felicidad por medios ajenos a ese tipo de dependencia, lo cierto es que esa búsqueda no queda completa hasta que la vuelcas en otra persona. No es algo cursi o idílico, sino que es rotundamente realista.

Porque de no ser así, tendremos más días rojos (que no negros o blue) de los deseados.

Y es que en el fondo todos tenemos miedo de acabar como el pobre gato sin nombre ni dueño que en cualquier momento puede ser abandonado.




4 comentarios:

RA dijo...

Mira que a mí los blogs de escritos no me motivan mucho, pero me ha gustado esta entrada, oye. A ver si es verdad la promesa y no cae en saco roto, querida.


;)
(ves como no siempre soy borde? jaja)

Guillermo Loaysa dijo...

Ante todo, muchas gracias por tu comentario en mi blog. Es alentador.

Esta entrada me ha gustado mucho. Me ha evocado los años de instituto, en segundo de bachillerato concretamente. Tenía una amiga a la que le dediqué la misma cita. Poco después se pegó un gran tropiezo con ella misma -y por ende con los demás- del que aún creo que no se ha recuperado.

Pero bueno, la vida es una realidad, ¿no?

Kâlü dijo...

Pues a ver si es verdad q sigues actualizando, aunq tmb 1 actu cada 3 meses se vuelve igual de valido según las circunstancias, ja, ja.
Gran peli y gran momento, por eso nos fascina tanto. Hay q saber ponerle rumbo a la vida, aunq nos importe o no atarnos o enjaularnos mas de lo necesario, tenemos q saber encontrar nuestros días verdes (así los llamo yo xD) xq tmb los merecemos.
un besooo, si sigues con las actus me sigo pasando!

Señor Guillermo Torres dijo...

Pues me has deprimido ;____;

POR QUE NADIE ME QUIERE!? yo quiero volcarme en alguien! mañana me volcaré encima de Jake Gyllenhaal, y luego le enseñaré la entrada para que lo comprenda

JAJAJAJA

si esperabas un comentario serio, lo siento, es lo que hay...